El Real Madrid necesitaba este sábado dar una buena imagen en el primer partido de la segunda vuelta de La Liga. Tras la derrota contra el Leganés en la Copa del Rey, el conjunto blanco necesitaba darle la vuelta a la situación con una convincente victoria en la competición doméstica, y el cuadro merengue lo consiguió con una gran actuación, sobre todo en la segunda parte, y el 2-0 que brillaba en el marcador al final de los 90 minutos.

Publica tu comentario

RED SOCIAL