Isco Alarcón, en el banquillo del Santiago BernabéuLa victoria del Real Madrid contra el Leganés mostró las dos caras de la moneda. Vinicius brilló y se coronó en el Santiago Bernabéu, pero por el contrario Isco volvió a ser su puente agravando todavía más su actual situación. El malagueño se ha visto relegado a un rol más que secundario y así se vio reflejado en un once donde tuvieron minutos los menos habituales.

Publica tu comentario

RED SOCIAL